¿Cómo habéis empezado el otoño? Yo teniendo re-que-te-con-ten-to el coño

¡Hola Mis Chic@s Molon@s!

Nuevo post en COSMO.

¿Cómo habéis empezado el otoño? Hijas mías, yo teniendo re-que-te-con-ten-to el coño.

¿Me habéis echado de menos? Yo a tope y recargadas pilas alcalinas vuelvo rebosante de ganas de contaros lo que me ha ocurrido estas semanas en los que no habéis sabido de mí. Iba a hablaros largo y tendido de mi polvo californiano con un electricista de San Francisco, o de cómo cinco apuestos ingenieros nos salvaron el pellejos y a mí a mis dos compis de viaje cuando nuestro coche de alquiler de la marca DOGE (muy de dealers y de fulanas) quedó atascado en un turbulento camino de arena en medio de la puta nada en algún lugar del Estado de Utah de camino a The Wave. Pero eso era antes de conocer a The Sober Man (el hombre sobrio), ese newyorquino afincado en un hermoso pueblecito costero California  que hizo que me corriera chiquicientas veces en Nueva York. En Manhattan, para más detalle.

Le eché el ojo nada mas entré en el avión que me conduciría al aeródromo de La Guardia, Queens. Coincidimos a la salida y me preguntó si quería compartir taxi a Manhattan, Bien a gusto me hubiera sentado a su vera, pero qué mala suerte chatas que las dos primeras noches de mi viaje las pasaría en Brooklyn. Pero comprenderéis que no podía dejar escapar la oportunidad, así que le ofrecí mi mejor sonrisa, intenté desprender todo el buen rollo que hay en mí hasta que una cosa llevo a la otra y nos intercambiamos los teléfonos. Quedamos el domingo, en el bario de Nolita, en su librería preferida. Me dio una interesante vuelta por aquella tienda literaria. Fuimos a pasear y de ahí nos sentamos en una terracita de película. En nuestro encuentro sólo bebí una cereza, una Lager hecha en la cercana Cony Island y el tomó un té. Resulta que el chaval (32 años, sigo en mi línea de mas jóvenes que yo) hacía unos meses que no bebía.

El me hablaba de movidas muy cultas mientras yo le parloteaba sobre mis aventuras. El se reía y yo aprendía, y en esos 120  minutos de historias suyas y mías me di cuenta que era la primera vez que me liaba (corrijo, estaba a punto de liarme) con un tío intelectualmente superior a mi. Sé que esto suena a flipada, pero tronquis es la verdad. Un tío culto, si señor. Demasiado, porque a veces me hablaba de cosas que no lograba entender. Fotógrafo, muy leído, creo que también  demasiado, porque hasta me sentí algo cateta a su lado. Bueno, una vez me lié un par de veces (¿en qué coño estarría pensando?) con un opositor a banquero que tenía un coco brillante, aunque el chaval no atinaba ni a la de tres ni con gafas a la hora de encontrar los condones en su mochilita para metérmela.

Hoy más que ayer, si vas a casa de alguien y no tiene libros, no te lo folles. Ni siquiera en Nueva York.

Queridas, creo que también es la primera vez que quedaba con un tío (para luego follar) y no bebía. He de reconocer que aunque estaba más a gusto que un arbusto, andaba yo bastante nerviosa. En algún momento le dije que si nos tomábamos otra ronda y me dijo que prefería irse conmigo a algún lugar más intimo. Por ejemplo, su casa, bueno la de su padre. The Sober Man, más listo que el hambre, se había adelantado a los acontecimientos y le había pedido permiso a su padre para invitarme a pasar la noche A buen entendedor pocas palabras bastan y su padre le dio el beneplácito de alojarme aquella noche, vamos que me dio permiso para follarme a su hijo. Sus deseos son órdenes caballero. Pero el que acabó follándome fue él a mí.

Hace mucho que he dejado de mentir, además se me da fatal, así que una vez en la cama a punto de desnudarnos le confesé que andaba yo más nerviosa que una monja con atraso. Así que me dio por hablar mientras me besaba. Y hablar mientras me acariciaba. Y hablar mientras me desnudaba. Hasta que se pasaron los nervios. Fue el mejor bed talking que he tenido en mi vida. Era yo misma, y aunque al principio estaba muyyyy tímida, fui ganando seguridad en mí misma y al cabo de unos minutos era como si le conociera de toda la vida. 

El bed talking fue dando paso a momentos un poco más guarretes. Y llegó un momento en e que no me reconocí Creo que nunca me había acalorado tanto, no me reconocí mientras se me aceleraba el pulso y gemía con rabia y le susurraba que me arrancara las bragas y me follara a la de ya.

Después de unos cuantos polvos, no voy a dar detalles para no daros demasiada envidia, pude admirarle desnudo y me recordó Jesucristo en sus tiempos mozos. Sólo le faltaba la cruz al muchacho. Entonces reparé en su enorme pene, de nuevo erecto, y le dije (paso de traduciros, echad mano de google):

-Mmm you have an interesting penis.

-What dou you mean by interesting?

-I mean you have a big  penis,

Rió. Yo también.

-0h yes you do!

Qué majo, The Sober Man se me desternillaba de la risa. Desgraciadamente no llueven hombres, por mucho que rece la canción, pero este hombre venido del cielo hizo que me corriera chiquicientas veces en Nueva York. Y por todo lo alto. Qué contento tenia el coño, no os lo podéis ni imaginar.

down

Mis múltiples orgasmos reales fueron tan intensos que me dejaron sin palabra. No podía gritar, ni gemir, ni emitir bufidos, gritos, ni lanzar la almohada a tomar por culo o repetir eso de “Sí, sí… no pares”. No fui capaz de decir ni mu de lo concentrada que estaba yo en mi orgasmo sideral. Eso sí, terminé como las grandes estrellas del escenario. Dándolo todo.

anigif_sub-buzz-14463-1496332954-23

A la mañana siguiente, todo fue a  las mil maravillas. No hubo esos arrepentimientos post-coitales que produce el alcohol. Fijaos que cuando una bebe y luego se folla al primero que pasa, bueno al segundo, al día siguiente todo es un puto drama miserere  hasta que logras pirarte educadamente de su casa o el finalmente él se las pira. Pero cuando vas a tope de tés, coca colas o zumos de lo que sea la resaca es otra. Lo mejor de todo es que yo seguía siendo la misma que la noche anterior y The Sober Man seguía siendo el tipo que tanto me gustaba antes de pasar por la cama y me sigue gustando a la mañana siguiente, incluso más todavía.

A la mierda ya lo de follar borrachos. Al principio mola, porque nos envalentona, nos hace perder la vergüenza, nos desinhibe y nos pone más cachondas que una burra, pero luego, no me lo negaréis, no hay chula que se corra. A nosotras se nos duerme el chichi y a ellos se les pone la minga flácida y chuchuríia como un gusanito. Muy patético todo, pero vamos tan pedos que no nos enteramos de la película. La verdad es que follar para no correrse es tontería, convendréis.

sober

A Dios pongo por testigo que jamás volveré a follar borracha. Bueno, lo intentaré.

¡Feliz Sexo!

NO CREO EN LA CIENCIA, SÓLO EN EL AMOR, LA MÚSICA Y EL SEXO. P.D.:Y EN TODOS SUS COMPAÑEROS DE VIAJES

Sígueme en:

Twitter https://twitter.com/PepitaLaNuit

Instagram https://instagram.com/pepitalanuit

 

Anuncios

Dirty Dancing es como la vida misma

¡Hola Mis Chic@s Molon@s!

Nuevo post en COSMO.

Cada vez que veo esta película es como si la viera por primera vez. Me rechifla, porque Dirty Dancing es como la vida misma. Abordaremos hoy, en un análisis pormenorizado, las secuencias más estelares y calentorras de una de las grandes películas de la historia del cine musical.

Luces, cámara, acción.

Desde el minuto cero en el que Baby trae la sandía al guateque molón que se monta el staff en los cobertizos del hotel Kellerman (donde la joven pasa unas idílicas vacaciones estivales con su perfecta familia americana), a la prota se le hace el chichi pepsicola en cuanto ve al buenorraco de Johny Castle menear el esqueleto.

watermelon

La pobre está tan en shock que sólo le sale lo de la sandía. Mítica frase del cine que sin duda pasará a la posteridad. Normal que Baby se quede muda, Johny es de esos hombres que son capaces de empapar, no digo mojar, digo empapar, las bragas hasta de la mujer más dura. La cosa del enamoramiento comienza cuando él, con un simple gesto con el dedo como diciendo Ven aquí nena que te voy a enseñar lo que es bailar, ella lo mira cual cordera degollada y no se piensa dos veces lo de bailar con él. Desde que suena esa canción, sucia, lenta y desinhibida, él se dedica a mover pelvis como nadie sobre la faz de la tierra y a restregarle la cebolleta mientras la mira con deseo y sudado, que es como miran los auténticos empotradores. Ella no puede evitar lanzarle esa mirada de enamorada total. ¡Estás jodida Baby!

Una vez finalizado el perreo máximo, él abandona la pista de baile a la francesa (como si estuviera haciéndose pis y no pudiera aguantarse más) y ella protagoniza, pobreta meua, el mayor momento de ridiculitis de toda la película. ¿Que no?

Él con el baile ya la ha enamorado, por eso cuando ella avista la oportunidad de echarle una mano a la rubia (que ya sabe ella que no es la churri del maromo, sino su best friend), enseguida piensa que un acto de solidaridad para con ella puede darle mucho puntos. Sino a qué santo tanta ayuda y solidaridad. Por eso en cuanto surge la chance de bailar con él mano a mano, pechito con pechiton y ombligo con ombligo para “hacerle un favor a la otra” y que pueda ir a abortar clandestinamente en manos de un chapucero, no se lo piensa dos veces. Esta Baby aunque lo parezca, de tonta no tiene un pelo. Además, por si no lo sabíais, Baby es esa pija de corazón rebelde que todas, casi todas, llevamos dentro.

Pasemos ahora a Johny. Su outfit me resulta un poco hortera de bolera/ macarra, pero se lo perdonaremos por reguapo. Digo yo que estos estilismos son cosas de las modas de otros tiempos. La peli está ambientada en los 60, aunque cuando se rodó corrían los años 80, una época difícil y controvertida en muchos sentidos. Si yo os enseñara los conjuntitos mortuorios que me encasquetaba mi madre para ir al cole y después a catequesis, me matáis por desgraciada. Por eso, perdonémosle a Johny la falta de gusto en el vestir. 

Volvamos al baile. Comienzan las clases intensivas con Johny para el show, y ella, que nunca mentía, comienza a ausentarse continuamente del seno familiar con falsas excusas. Con el temazo de Hungry Eyes ella literalmente ya muere de amor. Pero la pobre no tiene la culpa, ese es un golpe bajo Johny, la de los ojos hambrientos es una canción terriblemente seductora e infalible.

-Baby hija, a estas alturas de la película ya estás mega colada y lo sabes. Sino a cuento de qué tanto maquillarte y bailar tú sola como si estuvieras loca en el puente de camino a clase.

A mí no me engaña porque la tía, cada vez se presenta más desnuda a las clases. De la chaquetita de punto que parece que le haya tejido una monja de clausura pasa y ahora se marca unos conjuntitos de fresca muy serios, en plan braguitas de gimnasia monas (pero bragas al fin y al cabo) y camiseta apretada marcando pezones.

-A ver Baby, que se te ve el plumero. Esto es como la que se quita las bragas para pelear porque le estorban. No es necesario, de verdad.

Episodio tras episodio, baile a baile, pasito a pasito, se va fraguando esta preciosa historia de amor entre los dos adolescentes (él un tipo de dudosa reputación, ella una niña bien), ese primer amor que todos hemos tenido. El primer amor, el más bonito de todos y también el más jodido de olvidar. A ella se le nota a la legua que está in love, y aunque él parece que no tanto porque sigue yendo de durito y de machote por la life, la dulce y risueña Baby es la primera mujer que le va a arrebatar el corazón, aunque él no lo sepa.

En algún momento de las clases de baile él se pasa de borde y le dice que no sabe hacer ni la O con un canuto, porque no olvidemos que sigue cabreado con el mundo todo el día, aunque nadie le puede negar que tiene su encanto. Y un gran corazón.

chulita

A ella por fin se le hinchan los ovarios, se pone digna y le monta un follón muy serio. ¿Y él qué hace? ¿Besarla?¿Pedirle perdón? ¿Qué va a hacer? Pues lo de siempre. En un arrebato suyo (este hombre es muy de arrebatos, convendréis), se la lleva al río a bailar entre el follaje, el cantar de los pajaritos y el tronco. En este entorno tan bucólico se calman las tensiones y hablan por primera vez en plan conversación normal, porque es que no habían cruzado ni media palabra que no tuviera que ver con el bailecito hasta ahora. Y parece que conectan, además de en el plano físico, sexual y de baile, a nivel intelectual. Él por fin (suena redoble de campanas) abre su pétreo corazón y se les hace de día y luego de noche bailando sobre el tronco.

Él empieza a sentirse cómodo, se relaja y deja salir su parte más tierna, su oso amoroso, para demostrarle que además de estar tremendo tiene un corazón que no le cabe en ese pechito tan sexy que Dios le hadado. Y al agua que vuelven a bailar. Ya se sabe que cualquier baile que comienza en el agua termina en polvo acuático. Lamentablemente para nuestra desgracia, no hay folleteo que valga en el río. Muy fuerte Johny, no entiendo por qué no acabasteis zicutriñando.

Qué casualidad, la canción se llama como ella!

Personajes secundarios

Pasemos ahora a escudriñar los personajes secundarios. La maja de Pennie, que a pesar de la frase poco acertada en la que invita a Baby a volver a su cunita, me gusta mucho. La pobre ha tenido muy mala suerte en la vida, pero es muy buena tía. En la vida real, yo me haría colega enseguida de ella, me mola su rollo. Es una luchadora, tiene los pies en la tierra y se enternece ante los buenos gestos, como cuando mira a Baby con ternura como diciendo qué maja y qué buena es la Baby, y no puede evitar emocionarse. De siempre me han enternecido las personas que se emocionan. Yo creo que en ese momento se hacen amigas y es cuando ella, medio avergonzada por el bombo que le ha hecho el pijoteras de Robby, le comenta que no es ninguna cualquiera, que no se acuesta con el primero que pilla, que pensaba que Robby era un buen chico.

-Mira Pennie, tú no eres ninguna cualquiera por acostarte con todo el que te apetezca. Eso sí, tienes muy mal gusto al haberte tirada al panoli ese.

Pero ¿quién so yo para juzgarla? Que tiré la primera piedra la que no se ha dejado engañar por un capulllo-panoli-estirado como Robby. No valen la pena, ya lo decía el bailongo de Johny.

52f191a80d9f526e6e98da9191e64b6d--patrick-swayze-patrick-obrian

Siempre hay un capulllo-panoli-estirado en la vida de cada una. Yo con el mío me topé hace dos veranos en unas fiestas. Ojo con ellos porque son de esos que al principio parecen geniales, educados, encantadores y luego, en cuanto te follan, te empiezan a tratar como una puta, porque al parecer es lo que piensan de todas las mujeres, que somos todas unas putas (menos su madre, su abuela, su tía y su hermana, claro)  y como putas han de tratarnos.

La hermana de Baby es un personaje muy mítico y bastante repelente. Es de esas hermanas celosas y absolutamente inferiores en todos los aspectos a la hermana a la que no soportan porque envidian. Cualquier cosa que le pase buena a la hermana le jode enormemente. Como a tus ex cuando encuentras la felicidad. Es mala y terriblemente envidiosa, igualito que esos ex.

El padre de Baby es un hombre bueno pero con muchísimos prejuicios, demasiados. Yo creo que es de los que hubiera votado a Trump. El patriarca de una familia de bien, tradicional, creyente, educado y blanco nuclear que piensa que vivir en su burbuja ideal e ignorar las cosas malas que ocurren alrededor es mucho mejor que enfrentarse a ellas. Bueno, hemos de tener en cuenta como son los padres y sobre todo los de la alta alcurnia. Eso de imaginarse que a su niñita se la está beneficiando el macarra del profe de baile que no tiene donde caerse muerto no les hace ninguna gracia. Para un padre, nadie jamás en la vida estará a la altura de su hija y piensan mal de todos los que se acercan a ella. ¿Por qué? Pues porque saben de buena tinta cuáles son las intenciones del chaval. Las mismas que ellos tenían en sus tiempos mozos. Follar. ¿Un poquito machista no? ¡Hacéroslo mirar nuevos padres!

El valiente de Johny enfrentándose a la fiera del padre de Baby

El valiente de Johny enfrentándose a la fiera del padre de Baby

La película sigue su curso (no os la voy a contar toda, qué os pensáis) llega el momentazo que todas estábamos esperando. Él con el pecho descubierto recibe la visita de Baby, que viene con las ideas muy claras. Esta noche me lo follo sí o sí. Tan mona vestida, un poco cursi para mi gusto, pero muy mona. Toda de blanco, con sus zapatillitas tenis, con su pantalón blanco que le hace un culo monísimo y su blusita cuellos barca a juego. Ideal vetida y en la boca un sermón de padre y muy señor mío. Entonces empiezan a alabarse de un forma tan bonita y a decirse las bondades de cada uno y a admirarse.  Precisamente eso es el amor, admiración. Él la admira profundamente por su valentía y ella admite que en verdad tiene miedo de todo, sobre todo tiene miedo de no volver a sentir en toda su vida lo que siente estando con él.

No me extraña que tengas miedo chata, yo también lo tendría, porque esa noche él esta más guapo que nunca, qué barbaridad. Una noche con un hombre así no es corriente, os lo digo yo que tengo unas cuantas en el haber de mi alcoba.

Cómo le manosea el culo, con tanta ternura pero con esos ojos hambrientos. Cómo la toca y la vuelve a tocar, la besa y la vuelve a besar, la mira, y la vuelve a mirar. Va a ser que el macarra de Johny se está pillando de la muchacha. Y esta parejita tan bailonga, en este momento de clímax total demuestra que lo suyo definitivamente es el baile, porque en vez de ponerse a follar como haríamos cualquiera de nosotros, él en lugar de lanzarla sobre la cama y hacerle el amor a lo bestia y con dulzura, se queda quieto, silencioso y como si no hubiera roto nunca un plato comienza a bailar con ella otra vez. Ella, extasiada de placer, se mueve como nunca. ¡Qué bien se sabe los pasos la jodida eh! Claro, es que él le ha enseñado la técnica súper bien, así que lo tiene en el bote.

-De esta noche no pasa Baby, hoy Johny cae.

Caer cae y follar follan, pero los muy cabrones no nos lo enseñan. Y al día siguiente, como pasa muchas ves después de follar la primera vez, el primer encuentro es raro. Él se pone en plan rancio y capullo, la ignora, parece que hasta le moleste su sola presencia. ¿Pero qué mosca le ha picado ahora al Johny? No sé muy bien contestar a esta pregunta. Si alguien lo sabe, por favor que nos ilumine.

Todo se arregla y vuelven a costarse. Y es entonces cuando ella le hace la pregunta que jamás de los jamases ha de hacerse, y menos después de echar un polvo. ¿Con cuántas mujeres te has acostado? Jaja, me parto y me mondo.

-Baby, fatal, fatal, fatal. Eso no se pregunta. Ni eso, ni si eres mejor o peor que fulanito o menganita, ni pedir nota. Son esas cosas que son pecado mortal después de echar un quiqui.

Él tampoco se queda corto, porque en lugar  de responder que eso no importa o contestarle en otro momento, se pone en plan victimista. Admite haberse acostado con muchas mujeres porque todas huelen muy bien y le ofrecen fajos de papel con la cara de gente muerta, y se siente culpable. Pero luego le echa la culpa a las mujeres y acaba diciendo que en verdad son ellas las que lo usan (veis, que ohny es un tipo muy sensible), algo que parece que a ella le convence totalmente, porque vuelven a la faena. En fin, cosas de la adolescencia.

En algún momento de la relación, la tortilla da la vuelta y parece que ahora la profe de baile es ella. Y la que lleva las riendas de la relación también. Pero se les acaba el tiempo, el verano está llegando a su fin. ¡Menuda putada tronquis! Me entran hasta ganas de lllorar.

torilla

Avatares de la vida, o más bien los problemas de la clase obrera, obligan a Johny a abandonar el resort, y a Baby. Aunque igual un poco cobarde es y por eso se pira. Desaparece en su vieja carraca, esfumándose como el viento y dejando tras de si una espesa cortina de polvo y humo gris. Tras su partida Baby se suma en la más profunda de las aflicciones. Ya no es la que era, ya no sonríe, ya no baila.

El final del verano llega y durante la última actuación de clausura del verano, justo cuando todo el público está a punto de desfallecer de aburrimiento, Johny protaginiza una nueva aparición estelar. Es aquí y ahora cuando tiene lugar el mejor momento de la película, que es cuando él se dirija a la mesa en la que esta arrinconada Baby y suelta la mágica frase, ignorando la presencia del patriarca…

No dejaré que nadie te arrincone Baby.

corner

Ole tus huevos Johny!

No le hace falta ni habar, solo con su presencia calla a todos los asistentes al baile de clausura. Y se ponen a bailar. Este baile final significa mucho más que un baile cualquiera, porque con este último dirty dancing confirman el precioso amor que sienten el uno por el otro. Y que joda el mundo.

Con este baile él la salva a ella, sacándola de ese mundo de florituras, hastío, mañanas en las carreras de caballo, tardes de polo y fiestas solidarias a 2.000 euros el cubierto en embajadas de países tercermundistas donde los niños no sobreviven y a los asistentes se la pela todo porque solo van ahí para salir en el photocall. Y ella lo salva a él, liberándole de esa coraza absurda que le impedía amar de verdad, dejarse llevar y atreverse a querer a alguien por primera vez.

Como la vida misma.

P.D: Johny, digo Patrick, descansa en paz. Que sepas que si estuvieras vivo me casaba contigo pero ya.

¡Feliz Sexo!

NO CREO EN LA CIENCIA, SÓLO EN EL AMOR, LA MÚSICA Y EL SEXO. P.D.:Y EN TODOS SUS COMPAÑEROS DE VIAJES

Sígueme en:

Twitter https://twitter.com/PepitaLaNuit

Instagram https://instagram.com/pepitalanuit

Contáctame en pepa@hotmail.com

¿Y si le doy que sí a todo lo que se menea en Tinder?

¡Hola Mis Chic@s Molon@s!

Esto es el mundo al revés. Yo que pensaba que si le daba a todo que sí en Tinder, Happn, Bumble y su puta madre iba a ponerme morada a ligar en las redes. Pues va a ser que no.

Resulta que ahora la tortilla da la vuelta. Le doy que a sí todo lo que se menea. Aquí en USA hay mucha variedad, así que no le hago ascos a nada. Le doy a blancos, mulatos, negros, chinos, yankis, altos, bajitos, gordos, flacos, peludos, calvos, hasta  de derechas. Tengo el dedo ya cansado de tanto pasar página como una desesperada sin filtro.

tnder

#nofilter #tinderyanoesloqueera #queosden

No hay manera. Últimamente no hay manera de follar. Bueno, follar son palabras mayores, es que no hay manera ni de quedar, conocer o tener una conversación que vaya un poquito más allá.

Parce que ellos le han dado la vuelta la tortilla en plan movimiento Los hombres unidos jamas serán vencidos y ahora ellos son las nuevas princesas, los que osan no responder a nuestro más sincero ¡hola guapi!, los que nos hacen las cobras, los que nos dicen eres muy guapa, muy mona pero no.

A ver colega, ¿No qué?

giphy

No me parece de lógica. Estoy indignadísima con el actual panorama del mercado. La verdad es que no gano para disgustos y me pregunto si alguna de vosotras sabe qué coño está pasando.

¡Cómo echo de menos esos tiempos en los que esos canallas sólo me usaban para follar y hacerme mil guarradas, y luego me abandonaban cual pañuelo lleno de mocos y se te he visto  no me acuerdo. ¡Qué tiempos aquellos! Desde luego, una no aprecia de verdad a los follamigos hasta que se queda sin ninguno, más sola que la una. Quien tiene un follamigo tiene un tesoro, no lo olvidéis nunca.

Acojonada me hallo, porque es que el día menos pensado salimos a la calle y los simios han invadido nuestro planeta. Por cierto, no vayáis a ver la peli. Es demasiado bélica (bastantes movidas tenemos ya como para andarnos con más batallas) y sólo hay monos, perdón simios, que al parecen se ofenden, que hablan entre ellos en un idioma desconocido para el ser humano. Tampoco hay sexo entre simios y seres humanos, algo que puede sonar perturbador, pero a mí me resultaría interesante ver cómo la tecnología de hoy en día puede crear un polvo interespecífico, vamos entre especies.

CHARLTON-HESTON-PLANET-OF-THE-APES

Pues tampoco follan en la peli, para que veáis qué malita está la cosa.

No me darán que si a Tinder, Bumble y el resto de la orquesta celestina pero tengo un abuelo (de los que cuido) que está loquito por mi. Vale que no es Sean Connery, vale que el hombre está más en el otro mundo que en este, pero es un fan al fin y al cabo. Pobret meu, le dio un ictus cerebral y desde entonces está en una silla de ruedas. Hace sus esfuerzos cuando la ocasión bien lo merece, porque el otro día en el parque, hizo lo imposible para sentarse a mi lado en en el banco. Qué mono. Hablando de todo un poco me dijo Me encantaría ser tu marido. Me lo tomé con estoicismo, de qué otra forma sino, y le pregunté ¿Estás en Tinder?

¡Feliz Sexo!

NO CREO EN LA CIENCIA, SÓLO EN EL AMOR, LA MÚSICA Y EL SEXO. P.D.:Y EN TODOS SUS COMPAÑEROS DE VIAJES

Sígueme en:

Twitter https://twitter.com/PepitaLaNuit

Instagram https://instagram.com/pepitalanuit

Contáctame en pepamiravet@hotmail.com

Cosas de los americanos que no entiendo ni entenderé jamás

¡Hola Mis Chic@s Molon@s!

Nuevo post en COSMO.

No sé si es o no políticamente correcto lo que voy a decir (me la pela), pero los americanos, en general, me caen mal. Mal no diría yo, me caen fatal. Salvo que se hayan dado un garbeo mas allá de su estado patrio y su país, son gente con la que jamás mantendré una relación de amistad, ni de ningún tipo. Como ya sabéis, llevo un tiempo viviendo por estas coordenadas y a fecha de hoy hay algunas cuestiones que siguen perturbándome sobremanera, minucias consideraréis algunos, que sigo cuestionándome día a día y mi mente no logra entender.

americann

He aquí unas cuantas que eh recopilado para vosotr@s y paso a compartir ya mismo. Me pregunto, os pregunto..

¿Por qué 7 de cada 10 hombres en un bar llevan gorra? ¿Son calvos y les da vergüenza mostrar su calva con orgullo? ¿Tienen el pelo sucio y se cubren para disimular? No sé, pero a mi tanta gorrita ya me pone de los nervios. ¿Dónde están esas melenas hipsters? Esas cabelleras doradas o esos ricitos que enroscarse en el dedo?

¿Por qué hay tanto souvenir exaltando el nacionalismo de cada uno de los 50 Estados? Véase, Alabama, Alaska, Arizona, Arkansas, California, Colorado, Connecticut, Delaware, Florida, Georgia, Hawaii, Idaho, Illinois, Indiana, Iowa, Kansas, Kentucky, Louisiana, Maine, Maryland, Massachusetts, Michigan, Minnesota, Mississippi, Missouri, Montana, Nebraska, Nevada, New Hampshire, New Jersey, New Mexico, New York, North Carolina, North Dakota, Ohio, Oklahoma, Oregon, Pennsylvania, Rhode Island, South Carolina, South Dakota, Tennessee, Texas, Utah, Vermont, Virginia, Washington, West Virginia, Wisconsin, y Wyoming. Son muy cansinos.

Americanos del mundo, a ver si tomais nota del más grande. Souvenirs nacionalistas tienen para parar un tren. Que si el bikini, que si la camiseta, que si la sudadera, que si la gorrita que no se quitan ni para cagar, que si el chandaleto, Es como si en España fuéramos con camisetas del rollo Madrid sí tiene playa, Valencia, Albacete Más Que Cagar e Irse, Soria No es Páís de Viejos, Teruel Existe, Toledo también existe, Murcia Qué Hermosa Eres, Ximo Bayo nación en Valencia, Somos Palencia, No Nos Olvides o Los de Bilbao nacemos donde queremos, Bueno, esta ultima mola cantiduvi, ¿pero no creéis que este rollo nacionalista, la peor de las religiones, destila catetismo por todas partes.

¿Por qué al arroz con cosas le siguen llamando paella? Pobres infelices, no tienen ni pajolera idea de lo que es una paella. Si no saben, que aprendan coño, que nadie nace enseñado, ni siquiera los propios valencianos.

¿Por qué no saludan? No saludan en la oficina, ni cuando llegan ni cuando se van, no saludan en el Uber. Por supuesto, olvida esperar contestación a tu sonriente good morning en el ascensor, harán como el que oye llover.

¿Qué coño les han enseñado en geografía del mundo? Para ellos parece que solo existen sus lagos, sus montañas, sus fronteras, sus presidentes, su historia de apenas 300 años. No sé colegas, en este planeta hay unos 193 países y USA es sólo uno de ellos. Deberían abrir los ojos y ver más allá de su ombligo, No es la primera vez que tengo la siguiente conversación:

-¿De donde eres?

-Soy española

-¡Ahh, tengo un amigo peruano!

-¡Guay, me alegro mucho, pero yo soy española!

-Si, de México.

-No, española.

-Ah, entonces, ¿de dónde eres?.

(En este punto de la tertulia ya me pongo de bastante mala leche, estoy muy harta de que no sepan donde está España.)

-De España.

-Ahhhh con cara de lelo, o lela, según el caso.

-España está en Europa.

-Ahhhh

¡Flipo en colores!

¿Por qué en las fiestas, botellones y reuniones alcohólicas sólo hay vasos de color rojo? Repasad vuestras películas americanas favoritas y veréis como solo hay vasos rojos.

Esto es algo muy raro pero cierto. ¿Por qué estornudan en el codo? Dicen que si lo hacen así existen menos riesgos de contagiar viruses malignos y porquerías varias. Jajaja, me parto y me mondo.

¿Por qué cuando abren la puerta, y tú estas lejos (en plan 10 metros), esperan con la puerta abierta hasta que llegues? Teniendo en cuenta que luego no te van a saludar, no comprendo el por qué de tanto miramiento con la puertecita. A ver, que no pasa nada, que la puerta me la puedo abrir yo.

¿Por qué no se puede fumar en las terrazas? Están al aire libre en un espacio común en el que el aire es de todos. Pues tócate los cojones, no puedes fumar. Tienes que separarte unos metros del bar,a veces ni siquiera puedes fumar en cola del bar.

¿Por qué muchas de ellas son woooo girls? Ved el vídeo y me entenderéis.

De este tipo de chicas hay a porrones, sobre todo en los bares. En cualquier momento, en cualquier situación, se vienen arriba de forma ridícula como si fueran retrasadas y arman un escándalo bochornoso que ya no puedo resistirlo.

Cuando te dicen ¿Qué tal Pepa, cómo estas, qué tal todo? No sabes si solo son frases hechas a modo de saludo o realmente quieren darle al palique.

Nadie con el que he hablo ha votado a Trump. Todos están escandalizados y se avergüenzan de que un especmen como el mamarracho de Donald sea presidente. No me extraña. El mensaje que yo pillo es que si eres machista, racista, agresivo, maleducado, grosero y no tienes de pajolera idea de política, tienes todas las papeletas de convertirte en presidente de la administración más poderosa del mundo. Poca broma. ¿Qué descerebrado le ha votado entonces?

¡Vuelve Obama vuuelve!

hillatry

De una cosa sí hemos de aprender de ellos. Se venden de puta madre. Para ellos todo su territorio es so amazing, so awesomeCiertas cosas lo son, pero que no se flipen estos yanquis, porque hay estados en los que no hay absolutamente nada que ver y absolutamente nada que hacer. Lo sé de buena tinta, que me he recorrido unos cuantos. Ya está bien de infravalorar nuestros pueblos y nuestras ciudades. Os aseguro que tu mierda de pueblo (lo digo con cariño) es infinitamente mejor que el 95% del territorio yanki.

Nunca he sido nacionalista ni lo seré, pero no está mal que de vez en cuando nos sintamos orgullos del sitio de dónde venimos. Cuanto más tiempo llevo aquí, más me doy cuenta de las cosas bonitas y grandes que tiene España. En esa amalgama de maravillas y preciosidades no entra ningún político, no se salva ni uno de ellos, pero nuestras montañas, nuestras playas, nuestra gastronomía, nuestra gente y sobre todo nuestra forma de vivir y de querer, eso no se encuentra en ninguna otra parte.

No es que lo diga el anuncio de Estrella Damm, es que es la pura verdad. Nosotros sí sabemos disfrutar de la vida. Como el buenorro de la historia, yo también necesitaba irme, quería irme, necesitaba saber lo que quiero para ser feliz el resto de mi vida. Ya lo sé y volveré muy pronto. No os imagináis las ganas que tengo de volver a mi casa, darle un abrazo a mi madre y decirle que hasta ahora no me había dado cuenta de lo muchísimo que la quiero y la necesito, comerme a besos a mis dos hermanas, echar unos cuantos polvos que tengo pendientes, irme de vinos con todos mis amigos y reunirme de nuevo con la cuadrilla. Y volver a disfrutar de la vida como tan bien sabemos hacerlo.

¡Feliz Sexo!

NO CREO EN LA CIENCIA, SÓLO EN EL AMOR, LA MÚSICA Y EL SEXO. P.D.:Y EN TODOS SUS COMPAÑEROS DE VIAJES

Sígueme en:

Twitter https://twitter.com/PepitaLaNuit

Instagram https://instagram.com/pepitalanuit

Contáctame en pepamiravet@hotail.com

Los (buenos) amigos son como tener un as bajo la manga

¡Hola Mis Chic@s Molon@s!

Nuevo post en COSMO.

Hoy cambiamos de tercio, esta semana estoy más amistosa que sexual, no me lo tengáis en cuenta. Los amigos son como tener un as bajo la manga. No es que lo diga yo, es que es la pura verdad. Lo escuché hace tiempo y no he logrado olvidarlo. Para la ocasión también podemos hacer buen uso de aquella máxima que reza quien tiene un amigo, tiene un tesoro. Luiggi, uno de los coches molones de la animada Pixar, se lo decía textualmente a Rayo McQueen, quien descubrió en la maravillosa Cars que su amistad con Tom Mate y el resto de entrañables personajes de Radiador Springs era mucho más valioso que toda la fortuna y toda la gloria del éxito en el trepidante mundo las carreras.

Los amigos, en este punto he de decir los buenos amigos, son como las telarañas que confeccionan los arácnidos con precisión de relojero y esmero de artesano. Se tejen. Y se tejen a base de tardes de colegio y noches universitarias, a base de momentos espectacularmente buenos y jodidamente malos. Los hay a porrones: cuando ese amigo o esa amiga, te dejaba copiar en el examen de mates y se esperaba a que acabaras para entregar su examen a la profe, cuando todo el mundo se reía de ti en el cole y ella te defendía, cuando te quedabas el fin de semana en su casa o ella en la tuya, y veíais dibujos animados a las siete de la mañana, cuando te gustaba el malote de clase que pasaba de tu culo olímpicamente; cuando compartisteis el primer cigarro, y el primer porro, cuando hacíais vuestras primeras pellas en el cole, cuando lo dejasteis todo por iros con unos hippies muy simpáticos y con mucho maría de rave, cuando jugabais a ser, no princesas, sino las putas reinas del mundo, o incluso cuando muy de niñas enterrabais avispas en un funeral sin religiones.

Pasaron los años y ahí seguís, secuaces, amig@s. Vinieron malos tiempos; cuando murió tu padre, cuando murió su abuela, cuando su madre se puso malita, cuando lo dejó con su novio y luego con su novia, que hoy en día los amigos le dan a todo, o cuando a ti te rompieron el corazón en mil pedazos y andabas dando la murga a todo Dios y ella siempre te escuchaba como si fuer la primera vez que o contabas el melodrama.

Tras la tormenta, de nuevo la calma. Cuando salís a quemar la city, ella te presenta a chicos y a ti no te gusta ninguno (a todos les sacas un pero), cuando la lías parda por las noches porque eres una macarra y ella siempre sale en tu defensa. Cuando te fuiste a otros países a vivir una temporada y ella te visitó en todos y cada uno de ellos, hasta cuando te follaste a su hermano, o él te follo a ti. De eso hace ya tanto que ni te acuerdo, pero ese polvo con su hermano mayor fue un antes y un después en vuestra relación. Pasasteis de ser mucho más que BFF para ser semen de su sangre y sangre de su semen. 

Amig@s así son definitivamente como tener un puto as bajo la manga. Basta con silbar y ahí están.

Bueno, mejor si les llamas, que con el avance de las telecomunicaciones tampoco es preciso escatimar en gastos.

Y un buen día, en mi caso muchos de ellos, te encuentras hurgando en el baúl de los recuerdos, ese tan tuyo, tan vuestro, en el que fisgoneas y pronto descubres que tenéis tantísimas cosas en común, que habéis compartido toda una vida. Para ser exactos, 33 de los casi 37 años que tienes y te pones nostálgica, porque hay momentos en los que triunfa la melancolía. Y te acuerdas de aquellos maravillosos años. ¿Te acuerdas de cuando nos castigaban y nos pasábamos las tardes en detention? ¿Te acuerdas cuando recorríamos el parque cantando aquello de “Quién quiere jugar al escondite….” cuando vimos siete veces Titanic. ¿Te acuerdas de Las Dr. Marteins, las carta que intercambiábamos, cuando jugábamos a la goma elástica o cuando a fulanita le bajó la regla con 13 años y tenía un montón de pelo ahí abajo?

¿Y lo buen que estaba el americano, Andrew Collins? ¿y el profe de gimnasia?¿Qué dices, el de gimnasia? No, la que estaba buena era ella. Ahh y de los recreativos de los viernes, la disco light de los sábados. Y cuándo te bajó la regla el ´´ultimo día del  colegio??? ¡¡Siempre liándola parda perra!!

De paso, también te acuerdas de cuando eras plana que las compresas de Evax y te crecieron las tetas de la noche a la mañana. Todos en el colegio pensaban que te habías operado y, de nuevo, un nuevo trauma comenzaba, una nueva batalla que lidiar con esos cabrones. Y ahí estaba ella para ayudarte a mandarles a la mierda.

Los amigos no se hacen de la noche a la mañana, comprenderéis Y es comprensible. Un amigo de verdad nunca se marchará de tu lado, siempre estará pase lo que pase. A lo largo de mi vida he contemplado, estoicamente unas veces y con profunda rabia y lágrimas en los ojos otras, como muchos de ellos iban marchándose a la francesa y desvaneciéndose súbitamente para no volver a verles el rostro nunca más. Concretamente en el peor de los momentos, que siempre es cuando más los necesitas porque, sinceramente, estás jodido, querid@. Sean los que sean los motivos, estás jodid@.

lip-15

Por cierto, que el de la foto es el actor que desempeña el papel de Lip Gallagher en  Shameless. Todo un fenómeno este chaval, ya hablaremos de él próximamente. Además de un gran talento y portento, está para comérselo. Me tiene loca. En fin, volvamos al lío.

Eso de que en algún momento algunos amigos se esfumen es relativamente normal dentro de lo desgraciado y cretino del movimiento. Nadie quiere estar a tu lado cuando ya no eres la alegría de la huerta, ni andas todo el día como la flamenca de whatsapp. Nadie quiere acompañarte cuando estás jodido y eres un agua fiestas constante, cuando la vida te duele tanto que quisieras cerrar los ojos y no abrirlos nunca más, cuando los fantasmas de ese que solo te quería para follar se te aparecen constantemente para hacerte aún más intolerable tu puta vida. Nadie, menos tus amigos. Los buenos, los de verdad, los ases bajo la manga. ¡Oh yeah!

choca los cinco

Mis amigos tienen todos una cosa en común, no quiero que cambien jamás, en nada. ¿Cómo voy a cambiarlos si son ases? Unos tienen un brillante porvenir por delante, otros demasiado talento para seguir siendo auténticos desconocidos en su campo. Otros rezuman bondad por todos los poros de su piel, otros tienen la fuerza del mar contenido en una botella y sonríen con la ingenuidad primigenia de las primeras veces. Otros están felizmente casados y con una preciosa y sana descendencia, siempre solícitos de que les mantenga al tanto de mis aventuras. Menuda vidorra se está pegando la cabrona, les escucho al otro lado del teléfono cuando creen que ya han colgado, y, sin embargo, aún me llegan sus palabras. Lo que no saben es que les envidio, y ya se sabe que la envidia jamás en la vida es sana. Ese cuento que os lo venda otra.

Pero muy pocos ases tendréis en vuestra vida, no os engañéis. En este punto, muy muy muy a mi pesar, he de darle la razón a mi madre, que parece que va a ser verdad que todo lo sabe la jodida. Las madres siempre tienen razón, hay algo en ellas que les hace ir y venir cuando tú sólo estás a mitad de camino, algo que les convierte en visionarias iluminadas o vetustas meigas que le adivinan el porvenir a uno, a ti vamos. Pepita, los amigos se cuentan con los dedos de una mano. 

AMIGOS

Recuerdo cuando de niña redactaba cada semana la lista de mis amigos, esas listas que ahora están tan de moda ya as hacía yo con 14 años. Cuando la acababa,cada nombre con su color y su esmerada caligrafía, se la entregaba a mi madre y le decía. !Mamá mamá, mira cuántos amigos tengo! ¿Tú cuantos tienes?

Hija, de toda esa lista de 25, cuando seas mayor te quedará uno, dos como máximo. Y si te dan amigos para los dedos de una mano, una sola, ya te puedes dar con un canto en los dientes, causando en mí el mismo efecto que Jack el destripador en sus victimas.

mama-18

La mamá tenia razón, siempre la tuvo. De nuevo volvamos a los ases bajo la manga, que me lío.

Son ases bajo la manga porque en esos momentos en el que tu miserable existencia está a punto de naufragar y todo apunta a irse al garete mientras tu casa parece un vertedero en el que has catapultado tus muebles, restos de lo que sea que comas, tus bragas y sostenes del Primark, hasta tu inseparable móvil….suena el teléfono. Estás por no cogerlo, tampoco lo encuentras. ¿Quién demonios será refunfuñas (últimamente no andas de muy buen humor y res la versiñon millenial del Señor Screech). Hasta que piensas que puede ser una llamada de emergencia y en la pantalla aparece Perra del infierno, ese nombre con el que amablemente decidiste bautizar a tu secuaz en una noche loca. Te dice Perra del infierno, estoy abajo. Mueve tu culo hasta aquí, me debes una birra. Esa sonrisa se dibuja en tu cara, es inevitable amig@, y decides darle la penúltima oportunidad a tu vida. Y te tomas con tu amiga la penúlima. Que coño, sólo se vive una vez.

Porque cuando estás a punto de hundirte, aparece ese amigo, que siempre está aunque tú no le veas, y juntos le ganáis la jugada a la vida. Jamás la batalla, no os flipéis, pero el fin de la guerra no lo firmaremos hoy. Por favor, enfundaos a la de ya vuestros zapatos de claqué, o de flamenco, comenzad bailando esta canción con sutiles movimientos, menead pelvis y caderas. Sentid los acordes de esa guitarra, que se os cale el sentimiento de los reyes gitanos y dejaos llevar. Más enérgicos, más apasionados, más vigorosos. ¡Que no se diga, coño! Que el vecindario lo oiga, que lo oigan en la China, que lo oigan en la Luna. Hay un amigo en mí, hay un buen amigo en mí. Olé.

Y por supuesto…sí, también hay un amigo en mí.

¡Feliz Sexo!

NO CREO EN LA CIENCIA, SÓLO EN EL AMOR, LA MÚSICA Y EL SEXO. P.D.:Y EN TODOS SUS COMPAÑEROS DE VIAJES

Sígueme en:

Twitter https://twitter.com/PepitaLaNuit

Instagram https://instagram.com/pepitalanuit

Contáctame en pepamiravet@hotmail.com

Tod@s somos unas putas

¡Hola Mis Chicas Molon@s!

Nuevo post en COSMO.

¿Sabes por qué a las mujeres blancas les gustan tanto los hombre negros?

No soy lela, pero me he hecho la loca y he negado con la cabeza mientras me acordaba de la polla del negro de whatsapp.

-Pues porque tienen la polla enorme, por qué va a a ser. ¿Alguna vez te has acostado con un negro? me espeta desprovista de pelos en la lengua.

-Sí, dos veces.

-¿Y? ¿Crees que tengo razón?- siempre me consulta si comparto su opinión

Solo he podido devolverle la sonrisa que estaba esperando.

-Jajaja todas somos unas putas.

putas

Son retales de mi conversación con Etta, una inquietante mujer de 95 tacos. Es una de las abuelitas (más negra que el betún) que visito cada dos semanas. Hoy hemos parloteado durante más de tres horas y he de deciros con el corazón en la mano que la charla que mantuve con el último tío que me flipaba (no digo que me molara o gustara, sino que me flipaba) no le llega ni a la suela de los zapatos a la que he mantenido con esta nonagenaria formidable.

Etta debió ser una mujer atractiva, se casó tres veces, la última de ellas sin haberse divorciado del segundo. No he logrado conseguir que me explicara esto último, sólo me repetía Lo que le pasa a la gente pobre no le interesa a nadie.

La deliciosa Etta es curiosa, inteligente, rápida (las pilla al vuelo). Por lo que me cuenta ha sido aventurera para sus tiempos, pero lo más encantador es que afirma rotundamente y sin vergüenza que las mujeres somos todas unas putas. Lo decía con cariño, no os ofendáis. Escucha, me decía, cuando mi marido me pedía una mamada, yo le decía que si, pero que me diera dinero que tenia que ir a la pelu. Un poco puta sí que es, pero la queremos igual.

Etta fliparía hoy en día si saliera al mundo real, porque las mujeres nos hemos ilberado sexualemente y económicamente (y todas esas cosas que se han ganado a pulso nuestras antecesoras libertarias y guerreras) y comemos pollas gratis, porque no necesitamos a ningún hombre que nos pague las sesiones de belleza en la peluquería. Ahora practicamos mamadas así sin más, en plan solidario, por hacerle un favor al otro, pero sobre todo porque nos da un gusto que no veas. De todas formas, sí estoy de acuerdo con ella. Somos unas putas. Vosotros los chicos también, no os vayáis a pensar que no lo sois.

¿Quién en este mundo no se vende por dinero? Todos nos vendemos por dinero, aquí no se salva ni el tato. Todos vendemos nuestro tiempo a cambio de billetes con caras de gente muerta. Los artistas al estar encima de un escenario, los médicos salvando vidas, los comerciales intentando colarle a alguien el último grito en taladradoras eléctricas, hasta el mendigo que pasa las horas muertas a cambio de unas cochinas monedas. Una putada, tenemos que ganarnos el pan.No me culpéis mí, que la culpa la tienen los cabrones de Eva y Adán que se pasaron de listos y tuvieron que comerse la puñetera manzana. Pero eso son otros cuentos.

Como hay que trabajar para vivir (salvo que vivas de rentas) deberíamos vendernos por algo que nos apasionara, algo que nos saliera del corazón, algo que no nos hiciera sentir que estamos perdiendo el tiempo de mala manera. Y la vida. Algo que haríamos si el dinero no tuviera importancia, vaya. ¿Tú qué harías?

Etta casi no ve, únicamente advierte formas, dibuja perfiles, adivina sombras. A pesar de su ceguera, le brillaban los ojos mientras me decía – lo que me contaba sonaba a consejo que se da cuando no se ha pedido pero se siente una impetuosa necesidad de compartir- que en el cielo hay estrellas inalcanzables que sorprendentemente podemos alcanzar. Todo depende de cuánto y por cuánto tiempo estrechemos nuestras manos.

Ahí me ha dejado helada, casi me pongo a llorar. Tiene 95 años pero me aseguraba con honestidad brutal que su espíritu sigue siendo joven. Aunque no en su ajada piel o en sus carnes flácidas, sí pude advertir en su voz el eco de su juventud. Le combió el gesto poco después cuando me dijo Pero claro, sin poder andar, casi sin ver dónde mejor que en la cama voy a estar yo. Repasamos los años que ha vivido (debe de ser duro darte cuenta de que tienes más pasado que futuro) y me reconoció que eligió mal a los hombres de su vida, con los que decidió casarse. Me ruega que no lo haga, que tenga paciencia, que los diamantes siempre se encuentran más tarde que pronto.

-¿Te gustan los diamantes? me interroga.

-¿A quién no? Aunque tampoco me matan.

Bien, pues los diamantes no se encuentran así como así. No vas por la calle y zas, ¡vaya un diamante! Los diamantes son gemas preciosas y extraordinarios, cuesta sudor y lágrimas encontrarlos. Otros son diamantes extraordinariamente poco comunes, formados a casi 700 kilómetros de profundidad, en lugar de a unos 200 kilómetros, como la mayoría de los diamantes. Así que calma. No tengas prisa.

Me insiste de nuevo que espere (wait wait wait me dice), que los brillantes vienen de las profundidades de la tierra.

Ya nos conocemos y le he contado algunas cosas sobre mí. Le he dicho que la gente que me conoce (no los amigos de verdad) piensan que estoy loca. Le he contado los motivos por los que la gente, la gente así en general, cree que estoy zumbada -nada de otro mundo- y me ha dicho que no haga cosa, que no estoy loca, que los locos son ellos. Y he recordado esta canción que tiene toda la puta razón. Y le he puesto el temazo. ¡Fiestón en la resi!!

No we’re never gonna survive, unless…
we are a little…
Cray…cray…cray…

Etta me ha confesado mientras la tristeza invadía su mirada glaciar que su hija no es buena con ella, que la ha apartado de su vida, que ni siquiera sabe dónde vive.

-¿El día de la madre? Ni una llamada. ¿En Navidades? Ni una llamada. ¿El día de Acción de Gracias (que para nosotros es una mamarrachada, pero para los yanquis tiene tela de importancia)?, ¿Adivinad? Nada. Obra escrita por Carmen Laforet, por cierto. Lo único que hay de su hija es un miserable cartel que reza con garrafales faltas de ortografía y una terrible caligrafía:

No le deis a mi madre más de una coca cola al día. Que beba agua.

Firmado: Su hija  (tal  cual, ni nombre ni nada)

Y un teléfono

¿Sabéis lo que le llevo cada vez que voy a verla? Coca Cola. Dos. Ojalá pudiera llevarle al del anuncio de Coca Cola para que le diera un buen susto. De los buenos.

cocacola

¿Cómo te atreves ingrata? Y vosotros, no seáis cabrones y no abandonéis a vuestros mayores en una cama añeja y hasta la vista. A punto he estado de llamar a este teléfono y mandarla al carajo. Su madre me ha dicho que no lo hiciera, que no serviría de nada.

Me ha confesado, pidiéndome que quedara en petit comité (yo estoy en Chicago y vosotros en España, así que no cuenta), que hace un par de meses un paciente que le hacía tillín de la residencia entró un día al car el sol en su habitación y se la folló. ¡Poca broma, que la abuela folla más que yo! Y que alguno de vosotr@s fijo que también! Ella lo deseaba tanto como él eh, no vayáis a pensar mal. Después de su relato, no sé si llamarlo erótico o dejarlo en relato a secas, le he preguntado que si el cuerpo de vez en cuando le pedía salsa. Vamos, que si la picaba el chichi. ¿Y sabéis que me ha soltado sin ápice de culpabilidad, sin sonrojarse y con la inocencia de una encantadora jovencita?

-Ohh yeahh, I always want a DING DONG.

Qué mujer, todo el día con el ding dong en la boca. A la próxima le pongo este temazo que le va a flipar.

De vez en cuando se le va la olla y se le olvidan las cosas. Normail, pobreta meua. Le he dicho chiquicientas veces que de uvas a peras (para no alarmar demasiado) escribo sobre sexo, y cada vez que lo recuerda, la tía se descojona viva. Hoy me he permitido el lujo, y la confianza, de ir un paso más allá. Le he dicho que al igual que ella piensa que hay un diamante esperándome en algún lugar (espero no tener que estar bajo tierra cuando lo descubra), yo tengo otro diamante para ella. No es un diamante cualquiera, es un vibrador y se llama Twenty One. Me lo han regalado mis amigos de BIijoux Indiscrets. Me ha dicho que se lo lleve. No dudéis adoradas amig@s que la próxima vez que vaya a verla le haré entrega de su particular ding dong. Espero que no se corra la voz en la resi. O sí, qué coño.

final

¡Feliz Sexo!

NO CREO EN LA CIENCIA, SÓLO EN EL AMOR, LA MÚSICA Y EL SEXO. P.D.:Y EN TODOS SUS COMPAÑEROS DE VIAJES

Sígueme en:

Twitter https://twitter.com/PepitaLaNuit

Instagram https://instagram.com/pepitalanuit

Contáctame en pepamiravet@hotmail.com

Si el amor tuviera forma de canción

¡Hola Mis Chic@s Molon@s!

Nuevo post en COSMO.

Esta semana me ha dado por escuchar esas canciones. Esas canciones que hablan de amor, o desamor mejor dicho. Cada vez que las escucho vuelvo atrás en el tiempo y me acuerdo de ese amor (de mierda) que sentí por un crápula que sólo me quería para follar. Lo llevaba bien mientras yo tenia las mismas sucias intenciones fornicadoras. Hasta me pille como una condenada. Efemérides.

Como os comento estos días me he dedicado a la kamikaze y estúpida tarea de escuchar una y otra vez (rollo en bucle) esas canciones que de tanto que me gustan me duelen y me desgarran el corazón, y si me apuráis, hasta el alma. Si el amor tuviera forma de canción, si con unos acordes y una letra tuviera que cantarle al mundo, o ese fulano, lo que le amo y tuviera el talento de crear una pieza musical, mis canciones de amor sonarían así.


Repito artista. Ya siento ser insistente con el Boss, pero es superior a mis fuerzas. Me flipa.

Y en nuestro idioma…


Y si tuviera que plasmar lo que el amor es para mi de mi puno y letra, sintiéndolo como sólo se puede sentir si se ama de veras. A muerte. Con el corazón, con la cabeza y sobre todo, en mi caso, con todo el coño, escogería estas palabras.

Cógeme en brazos. Llévame a la cama. Fóllame despacio, ahora deprisa. Hazme sufrir. Grítame. Hazme llorar para luego devolverme la sonrisa. Cuéntame tus pecados. Escucha los míos. Dime de qué tienes miedo. Temblemos juntos. Suda conmigo. Lámeme el cuerpo. Lame mis dedos hasta que ya no los sienta míos. Acaríciame el pelo. Susúrrame al oído. Dime palabras sucias. Deja que te bese en los ojos. No parpadees. Obsérvame mientras duermo. No despiertes cuando yo lo haga. Sueña a mi lado. Estigmatízame con tu nombre. Imprégname con tu olor. Hazme tuya. No me compartas. Ódiame, pero luego ámame el doble. Llora por mí. Mis lágrimas siempre tuyas. Respira mi aliento. Bésame en la boca. Muérdeme los labios. Hazlos sangrar. Tápame la boca. Que mis gritos sólo sean tuyos y míos. Piérdete por mí para que yo pueda encontrarte. Encontrarme. Dime que me odias. Te diré que te quiero. Duerme a mi lado. Deja que me acueste a tu espalda. Mírame cuando no sepa que lo estás haciendo. Cógeme de la mano. Enséñame tu habitación. Quítame la ropa. Con vicio. Tócame. Suave. Dame un trago de tu boca. Largo, muy largo. Desnúdame el alma. Muéstrate como eres. Transparente. Libre. Libérate de tus esposas. Caminemos juntos. Hazme sentir débil. Pero sólo a tu lado. Regálame la luna. Ocultémonos del sol. Bebe mis lágrimas por ti. Consuélame como sólo tú sabes hacerlo. Comámonos el mundo. La vida. Vente conmigo. A cualquier otra parte. No te vayas nunca. Quédate conmigo.

¡Feliz Sexo!

NO CREO EN LA CIENCIA, SÓLO EN EL AMOR, LA MÚSICA Y EL SEXO. P.D.:Y EN TODOS SUS COMPAÑEROS DE VIAJES

Sígueme en:

Twitter https://twitter.com/PepitaLaNuit

Instagram https://instagram.com/pepitalanuit

Contáctame en escribenos@cosmopolitan.es